Las salidas al campo con niños representan una perfecta oportunidad para ayudar a los pequeños a explorar con confianza y hacerse preguntas que den sentido al mundo que les rodea.

Asimismo, las salidas al campo pueden ser una forma de alentar y promover la participación de los padres o de los miembros de la familia extendida. También representan un medio fantástico para que niños y adultos aprendan uno al lado del otro y hagan descubrimientos juntos.

Del mismo modo, las excursiones en entornos naturales son una forma emocionante para que los niños se sumerjan en la educación. El mundo, de repente, tiene más sentido cuando se conectan las lecciones en el aula con experiencias de la vida real.

Desgraciadamente, la mayoría de niños de hoy en día pasan mucho tiempo llevando a cabo actividades estructuradas y con dispositivos electrónicos.Así,dejan poco tiempo para el juego no estructurado en la naturaleza.

Sin embargo, el aprendizaje y el desarrollo de los niños se mejoran mediante la interacción directa. Por ello, las salidas al campo aportan innumerables beneficios y proporcionan a los niños un método para aprender sobre el mundo que les rodea.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *